UVa : Universidad de Valladolid
Vicerrectorado de Relaciones Internacionales y Extensión Universitaria
UNIVERSIJAZZ

Richard Bona | Mandekan Cubano



Richard Bona. Bajo
Osmany Paredes. Piano
Luisito Quintero. Percusión
Roberto Quintero. Percusión
Rey Alejandre. Trombón
Dennis Hernández. Trompeta 

Richard Bona ha vencido obstáculos como la pobreza, las presiones familiares, la lejanía y la mala suerte para convertirse en un músico de proporciones enormes en su tierra natal, en las grandes ciudades y en los teatros del mundo. Pero no fue el dinero, las conexiones o la buena suerte lo que le abrieron esas puertas. Fue su enorme talento y su fiera determinación lo que lo llevaron a perseguir su singular visión artística.

Hoy, Bona es un genial bajista, compositor, líder, un cantante y compositor fuera de serie, y un ingeniero de sonido análogo y digital. Detrás de estos logros hay una vida que bien podría plasmarse en un libro. Nacido en una aldea de Camerún en 1967, Bona empezó a tocar el balafón a los cinco años. A los once se mudó a Duoala, la capital, donde se convirtió en un guitarrista con gran demanda antes de descubrir -y rápidamente adquirir maestría- en el lenguaje del jazz.

Bona se fue a vivir a París en 1989 y luego se mudó a Nueva York en 1995, estableciendo en ambas ciudades una reputación como uno de los más desafiantes bajistas de jazz del planeta. Comenzó su carrera como solista con 'Scenes from My Life' en 1999. Y ahora presenta su trabajo 'Bonafield', su octavo álbum como solista. Un disco acústico en su mayoría, en el que toca varios géneros con canciones llenas de historias personales, tributos y una filosofía basada en una vida llena de amor a la naturaleza y de un espíritu musical aventurero al que jamás ha renunciado.

'Mi madre siempre me dijo que había sido un niño muy intenso' recuerda Bona, 'Sigo igual. Soy intenso'. Mamá Bona lo sabía desde el principio. 'Nací en un río al que llamamos Yalai. Era un día de pesca y decidieron ir de pesca, así que nací en el río'. Cuando era un bebé, Bona lloraba mucho y la familia pronto descubrió que lo único que calmaba a ese niño tan intenso era la música, lo que daba una idea de lo que vendría después.

Bona atribuye a su abuelo el haberle dado un cauce a su vida. 'El hombre nunca viajó', recuerda Bona, 'Nunca salió del pueblo, pero todo lo que me dijo, aún ahora, sigue siendo verdad, sigue pasando. Es increíble. Me habló de la integración, de la tolerancia, todo esto a través de historias. Fue mi amigo y me enseñó lo básico en la música'

Aún cuando ha recorrido un gran camino musical, Bona sigue recordando su primer instrumento: el balafón. No hay duda de que esa es una de las razones por las que para los críticos, sigue siendo un rompecabezas. 'Cualquier bajista que me ve tocar sabe que toco algo más. La técnica que uso, es todo combinado. Se ve casi raro. La manera en la que me muevo, no es la manera en la que se mueve un bajista. ¿Está mal? No lo sé'.

Más información: www.bonamusic.com


Teléfonos

983 18 7805 - teléfono
983 18 7801 - fax

Aviso Legal
Política de Privacidad

Atención al público

Horario: de lunes a viernes, de 9 a 14 horas.
Edificio 'Condes de Buendía'
C/ Juan Mambrilla, 14. 47003. Valladolid
centro.buendia@uva.es
extension.cultura@uva.es

CENTRO BUENDÍA